YogapremStudio
VIiladomat 86 - entlo 6ª esq. Floridablanca - T. 607 458 463                                                    Escuela de Yoga

¿Son relajación y meditación lo mismo?

Relajación y meditación son dos técnicas diferentes, aunque ambas otorguen sosiego a la mente y pacifiquen las emociones. Ambas son instrumentos formidables del yoga.

La relajación es una práctica sumamente recomendable por sus efectos inmediatos en cuerpo y mente, pero la meditación va más allá, drena el inconsciente reorganizando, purificando y transformando la mente.

¿Qué es la meditación? Es un estado de la mente. Meditar puede explicarse como "ponerse a la espera" 

¿Hay pensamientos durante la meditación? Claro que sí, "mente en blanco" es algo que va en contra de la naturaleza misma de la mente, la cual es "pensar". El truco es aprender a moverse entre estos pensamientos hacia el estado meditativo. Gran parte del arte del meditante reside en saber cómo trabajar con los pensamientos y cómo dejar que se disuelvan en el sutil tejido de la mente.

La mente es inquieta, la meditación actúa para mantenerla en la dirección adecuada hasta conseguir anclarla y hacerla sentar. 

No hay que olvidar los pasos indicados por Patanjali en los Yoga Sutra; la meditación, o dhyana, requiere unos pasos previos, entre ellos la capacidad de concentración, dharana, o fijar la mente en un único objeto/idea. Y aquí empieza la "movida" de los pensamientos y en mil ocasiones habrá que volver a centrar la atención, suavemente, sin tensión, sin frustración. Cuando la concentración se fortalece, se aprende a mantener la atención durante un periodo de tiempo y se va fortaleciendo la capacidad para mantener estados sutiles durante la meditación y empezar este camino interior que conduce al yo profundo.

Cuando la mente se hace más estable, se aprende a resistir a las distracciones, nos volvemos más resistentes al aburrimiento, a las preocupaciones, a la depresión y a aquellos pensamientos que se transforman en fantasías o ansiedades. Entonces es cuando entramos en contacto con el contenido del inconsciente que está lleno de muchas cosas y todo ellas tienen que salir a la superficie y dejar de bullir dentro de nosotros, condicionando nuestras vidas. Una vez reconocido por la consciencia, todo este material se retira y es importante que este proceso ocurra en un estado relajado.

No es necesario analizar o implicarse con todo ello, por el contrario, mejor "exhalarlo" hasta conseguir la capacidad de observar todo el proceso de purificación.

.